Día 4cuaresma cover.jpg

Lectura: Marcos 11:22-26

Jesús nos enseña a orar.  Nos motiva a pedir creyendo y grandes cosas van a pasar.  Lo único es que pide que si oramos y encontramos resentimiento en nuestros corazones, que debemos inmediatamente arreglar la situación y perdonar.  No es fácil perdonar, pero aún más difícil es vivir esclavizado del pecado del rencor. Hoy nuestro enfoque será en analizar nuestra vida, nuestro corazón y perdonar.

Meditación: ¿He perdonado a los que me han hecho daño?  ¿Tengo que arreglar alguna relación?  

Una canción para la meditación: No es como yo

Oración: Señor, ayúdame a perdonar.  Tú no eres como yo, pero has vivido como un hombre y en todo fue tentado, así que me entiendes en mi debilidad.  Te pido que limpie mi corazón, que pueda encontrar en ti las fuerzas para hacer lo correcto. Tú eres santo, y eterno … Ayúdame en mi pequeñez. En tu nombre. Amén.