La Tilapia y su contribución al desarrollo de la acuicultura y la seguridad alimentaria

 

Por:

Ing. Nicolás Hurtado T.

Especialista en Acuicultura

nhurtado3@yahoo.com

 

Según FAO 2012, La acuicultura mundial ha pasado de ser casi insignificante a equipararse totalmente a la producción de la pesca de captura en cuanto a la alimentación de la población en el mundo. En 2011, la producción mundial de cultivo  fue de 63,69 millones de toneladas, lo cual supuso un aumento de un 6,1 % con respecto a los 59,9 millones de toneladas en 2010. Se estima que para el 2012 la acuicultura mundial llegue a una producción de más de 65.0 millones de toneladas, de los cuales más del 6 % representaría a la producción de  tilapias a nivel mundial.

La producción mundial de tilapia aumentó aproximadamente de 3.497.391 toneladas en el 2010 a más de 3,7 millones de toneladas en el 2012, estimándose que para el 2014 llegue a los 3.9 millones de toneladas. Egipto reportó el mayor incremento en la producción de tilapia en los últimos dos años, con una producción de 557.049 toneladas reportado en el año 2010 y las estimaciones se acercan a 620.000 toneladas para 2012. China mantiene su posición como el mayor productor individual (1.332.187 toneladas en 2010 a 1.350.000 en el 2012), consumidor y exportador, el consumo y las exportaciones son aproximadamente iguales. Otros países del sudeste de Asia son también importantes productores y consumidores. Indonesia se ha posicionado firmemente como el tercer mayor productor de tilapia en el mundo (500.000 toneladas), también es un importante exportador, mientras que Vietnam, Myanmar y Filipinas consumen prácticamente toda la tilapia cultivada en sus países. Bangladesh ha aumentado su producción a un ritmo tremendo en los últimos años. En 2002 la producción fue de menos de 10.000 toneladas y en 2012 había superado las 100.000 toneladas. Taiwán también sigue siendo un importante productor y exportador. Los Estados Unidos siguieron siendo un pequeño productor, pero un factor importante de la demanda ya que el consumo se mantuvo fuerte en 2012 con más de 200 mil toneladas de tilapia importada. La tilapia es ahora el cuarto producto de acuicultura más popular en los EE.UU., después del camarón, el atún y el salmón. El consumo per cápita alcanzó 1,45 libras (0,68 kg) o aproximadamente 1,5 kg de pescado entero, esencialmente dos o cuatro filetes por persona. De esta cantidad, más del 95% era importado. El valor de estas importaciones fue de $ 838 millones de dólares. Considerando que la producción nacional de 12.000 toneladas fue muy pequeña en relación a las importaciones, los productores han ganado alrededor de $ 80 millones en ventas en la granja en el 2012.

 

En la región de América Latina y el Caribe la producción acuícola en el 2010 había alcanzado poco más de 1.92 millones de toneladas, siendo Chile, Brasil, Ecuador y México los principales productores con más del 80% de la producción. Las principales especies producidas son el salmón, la trucha, los Langostinos y las tilapias; la tilapia es una de las especies cuyo cultivo ha crecido enormemente llegando a una producción de más de 303 659 toneladas en el 2010, representando el 14.16 % de la producción acuícola en Latinoamérica y el Caribe.

Del total de la producción de tilapia en Latinoamérica y el caribe, más de 75 mil toneladas son exportadas principalmente por Honduras, Ecuador, Colombia y Honduras al mercado de los Estados Unidos y el resto más del 75 % es comercializado y consumido localmente.

 

Sin duda Brasil es el mayor productor de tilapia a nivel de Latinoamérica y el caribe con más del 50 % y séptimo a nivel mundial, le sigue México, Colombia, Ecuador y otros, siendo Honduras el primer país exportador de filetes frescos de tilapia a Estado Unidos después de haber desplazado a Ecuador.

Si bien China es el principal productor de tilapia a nivel mundial, el incremento dependerá en su mayor parte de la producción de la región latinoamericana, para abastecer a los mercados y el consumo mundial de tilapia que cada año se incrementan más.

 

Producción por especies en América latina y el caribe (2007 – 2010)

Fuente: Fish Plus FAO

Elaboración propia

 

La Tilapia y la Seguridad Alimentaria

La tilapia es uno de los productos de alimentos que está experimentando un crecimiento más rápido en los últimos años a nivel mundial, siendo el cuarto producto más consumido en los Estados Unidos después de los Langostinos, el atún y el salmón. Sin embargo se tiene registros de su pesca para consumo desde hace más de 2400 A.C. en el antiguo Egipto.

 

En Latinoamérica el cultivo de tilapia  surgió por la necesidad de incorporar nuevos productos para cubrir las necesidades básicas de alimentación y que a diferencia de muchas especies es más fácil de cultivar ya sea para fines comerciales en sistemas intensivos o para fines sociales y de alimentación en sistemas extensivos, debido a que es un especie que soporta rangos variados de Salinidad, Oxigeno, resistencia física al manipuleo, tiene un acelerado crecimiento, fuerte acción a los patógenos, aprovecha muy bien la producción primaria así como los subproductos y los alimentos balanceados, siendo uno de los peces más consumidos por las características de su carne: textura firme, coloración blanca de su carne, buena cantidad de proteínas, poca grasa, pocas espinas, buen sabor y exótico y contenido de Omega 3.

 

El cultivo de tilapia y su relación con la pobreza

Los cultivos de tilapia en América Latina, se iniciaron a pequeña escala y a nivel rural,  utilizando  las propias dependencias familiares para realizar el cultivo con nutrientes de bajo costo, en la década de los 80, la disponibilidad comercial de alimentos para animales acuáticos y el desarrollo de técnicas para la producción masiva de alevines monosexo, permitieron el crecimiento rápido de cultivos comerciales de tilapia en América Latina y el Caribe.  La producción comercial empezó en Jamaica en 1983, se extendió a Colombia, poco después y posteriormente a Costa Rica, Brasil, Ecuador, Honduras, Nicaragua y Venezuela, sin embargo hasta la fecha la tilapia sigue siendo uno de los principales peces consumidos contribuyendo a la alimentación y nutrición de las comunidades de muchos países.

 

Beneficios de su cultivo y su consumo

Los beneficios directos del cultivo de tilapia trae consigo son: Incremento en la disponibilidad de un alimento de alto valor nutritivo, en especial para los grupos más vulnerables como niños y mujeres embarazadas, Creación de empleo e incremento de los ingresos familiares, Diversificación de la fuente de ingresos, Incremento de oportunidades laborales para las mujeres.

 

Los beneficios indirectos que pueden mencionarse son: Incremento en la disponibilidad de pescado, Creación de empleo en todos los sectores auxiliares relacionados (como proveedores de semilla, alimentos, materiales, equipos, fertilizantes, etc., y los implicados en la cadena de comercialización), Aprovechamiento de ambientes acuáticos sobre todo donde no se cuenta con terrenos, para el uso de jaulas para el cultivo de peces e Incremento de los ingresos del estado a través de generación de divisas.

 

Además la tilapia contiene grandes cantidades de vitaminas y proteínas como D y E para la piel, vitaminas del complejo B que favorecen el sistema nervioso, fósforo y calcio que fortalecen los huesos y ácido fólico, especialmente indicado durante el embarazo. Además, el consumo frecuente de tilapia tiene ventajas antioxidantes como la protección a las células del envejecimiento y evitar algunos problemas cardiacos. Se sabe que la tilapia aporta un tipo de grasas cardioprotectoras que no abundan en otras carnes. Estas grasas se conocen como Omega 3, buenas ya que ayudan al control del colesterol en la sangre y previenen ciertos tipos de cáncer

 

Integración con otras actividades

La Tilapia y su cultivo es unas de las actividades que se pueden integrar fácilmente a otras actividades como la crianza de animales y la agricultura provechando tantos los desperdicios de los animales como para que se aproveche el agua rica en nutrientes de los estanques de cultivo para la siembra de plantas y vegetales.

 

En países como Brasil se usan las tilapias para actividades de pesca recreacional y deportiva, así como su venta a nivel de pequeños negocios de venta directa de comida en restaurantes y centros de comida rápida.

 

Los centros de producción de tilapia también son centros de visita para recreación y vista de personas locales o del extranjero, fomentado el turismo y generando ingresos en zonas donde no hay muchas actividades comerciales.

 

Los desechos del procesamiento de tilapia permiten la elaboración de artículos de adorno con escamas, elaboración de carteras y correas con la piel,  elaboración de ensilado con restos del procesamiento para alimento de ganado y elaboración de biodisel con restos de procesamiento, para uso en los motores y vehículos de la granja, entre otros usos.

 

Recientemente la piel de tilapia, es fuente de colágeno para cosmética, esta materia prima tiene una gran aceptación por parte de Francia e Italia, entre otros países europeos, que demandan grandes volúmenes para producir cosméticos y fragancias.

 

Perspectivas

Aunque el abastecimiento mundial  de tilapia se incrementa, su consumo también va a la par, no solo en los estados Unidos, sino también en la UE donde está ganando importancia como mercado para la tilapia, así como de países asiáticos y de hecho su consumo a nivel de Latinoamérica tiene aún mucho potencial por ser unos de  los productos de acuicultura de mayor demanda. Los mercados africanos para tilapia entera también seguirán atrayendo más proveedores de todo el mundo, considerando la creciente demanda y los altos precios ofrecidos actualmente.

 

El cultivo de tilapia se proyecta como una buena alternativa para el desarrollo social de las regiones y  alimenticia para las comunidades más alejadas, contribuyendo al desarrollo de las regiones de Latinoamérica.