AG-2013-26235

Guayaquil, 28 de agosto de 2013

Señor Ingeniero

Ricardo Del Hierro Cruz

Presidente del Directorio


Señor Abogado

Juan Carlos Jairala

Gerente

Autoridad Portuaria de Guayaquil, APG

Ciudad.

De mis consideraciones,

Me refiero a lo acordado en la reunión que mantuvimos,  el día viernes 23 de agosto de 2013 en su despacho, a la que acudí conjuntamente con los Presidentes de las Cámaras de Industrias de Guayaquil, Comercio de Guayaquil y Marítima del Ecuador, señores Henry Kronfle Kozhaya, Eduardo Peña Hurtado y Emilio Aguiar Verdesoto, respectivamente.  Procedo a hacerles llegar nuestra posición, respecto al dragado, la misma que fue analizada conjuntamente con ustedes.

  1. Dejo  constancia de que para quienes habitamos en Guayaquil el problema del futuro portuario de la ciudad es vital y abarca no sólo el dragado del canal de acceso sino, fundamentalmente,  el funcionamiento normal y sin restricciones tanto de las dos terminales concesionadas a Contecon y Andipuerto como de las otras trece terminales portuarias privadas de Guayaquil,  sino,  además, la continuación de la construcción del puerto privado de aguas profundas en Posorja.  Afectar esta necesidad y realidad seria perjudicar severamente a nuestra comunidad, más aún cuando el Gobierno intenta hacer un puerto, de carácter sustitutivo, fuera del cantón Guayaquil.

Esta comunicación se refiere exclusivamente al tema del dragado, que es el que cabía abordar con ustedes y al que se refiere la suya de agosto 20 del 2013, “para permitir a la Municipalidad que usted dirige, implementar la medidas necesarias para la prestación de dicho servicio de dragado.”

  1. El dragado de apertura del canal externo, desde la boya de mar hasta la boya 13,  que incluye el obstáculo natural denominado los goles, será realizado por la M.I. Municipalidad de Guayaquil, hasta los 11 metros de profundidad en marea baja.  La Municipalidad financiará y pagará esta obra y recuperará su costo, más los intereses correspondientes,  a través del cobro de una tasa de servicio que será sufragada por las compañías navieras propietarias u operadoras de los buques de tráfico internacional que transiten por esta vía.  Dicha tasa tendrá vigencia hasta que la Municipalidad cobre lo que le corresponde.


En base a los “Estudios de Prefactibilidad, Factibilidad y de Diseño del canal actual y alterno de

acceso a los muelles de la Terminal Marítima Simón Bolívar, para determinar el dragado a 11 metros al MLWS”, contratados por Autoridad Portuaria de Guayaquil con la Asociación Geoestudios-Consulsua y entregados a dicha entidad en Agosto de 2012,  la M.I. Municipalidad procederá a contratar la actualización de dichos estudios, que incluirán el Estudio de Ingeniería, el de Impacto Ambiental y los Términos de Referencia para la contratación de éste dragado.    Como parte de su desembolso la M.I. Municipalidad de Guayaquil, pagará estos estudios, y procederá luego a la contratación de la ejecución del dragado antes mencionado. Terminada y recibida la obra, la M.I. Municipalidad de Guayaquil la entregará a APG con la pertinente auditoría técnica. 

 
En el aspecto legal, para la realización de esta obra de dragado, la APG, mediante un convenio interinstitucional que celebrará con la M.I. Municipalidad de Guayaquil, delegará a ésta su ejecución.  En dicho convenio interinstitucional se incluirá el mecanismo de cobro a las compañías navieras y pago a la M.I. Municipalidad de Guayaquil, de dicha tasa. 


La Municipalidad de Guayaquil  se compromete a realizar la citada y detallada obra de dragado, previo cumplimiento de las disposiciones legales aplicables, en el tiempo
mínimo requerido técnicamente.

  1. Respecto al dragado de apertura  o profundidad del canal de acceso, desde la boya 13 hasta  la boya 80, y del dragado de mantenimiento desde la boya de mar hasta la boya 80, que APG, según es público, ha contratado a una profundidad de 9,60 metros en marea baja, dicha institución deberá, así mismo, realizarlo en el tiempo mínimo indispensable y recibirlo con la auditoría técnica pertinente. Es del caso precisar que corresponde también, de ser técnicamente requerido,  se proceda a acondicionar el acceso náutico a todas las terminales portuarias de Guayaquil.  Estos dragados  serán sufragados con la tasa denominada  “uso de facilidades de canal de acceso”. 

  1. El contrato de concesión suscrito entre APG y Contecon establece en su cláusula 14.7 que “De resultar necesario y vital para las operaciones del puerto dragar el Canal de Acceso a mayor profundidad que la comprometida contractualmente (9,60 metros en marea baja), reconocido así por acuerdo entre las partes…”.  El  acuerdo se  ha dado en virtud del  oficio de fecha 2 de marzo de 2011,  suscrito por el Viceministro de Gestión de Transporte David Mejía Sarmiento, en el que comunica al entonces gerente general de Contecon señor Luis Cao, que se estaba informando a Autoridad Portuaria de Guayaquil que “como compromiso adquirido por el Ministerio está el dragado a 11 metros del canal de acceso en 3 años” (Diario El Universo, 13 de septiembre de 2011).  Dicho plazo vencerá  el 2 de marzo de 2014, durante la ejecución del dragado que acaba de contratar APG a 9,60 metros en marea baja.  Además,  los estudios antes citados, contratados por APG a la Asociación  Geoestudios-Consulsua, en su conclusión principal indican  “que un dragado a una profundidad de 11 metros al MLWS facilita enfrentar los retos del futuro”.

La ya citada cláusula del contrato de concesión entre APG y Contecon señala, además,  que dicho dragado a una profundidad mayor a 9,60 metros en marea baja “APG lo realizará siempre que cuente con los recursos necesarios para acometer tal proyecto o en su defecto los costos de dicho dragado serán cubiertos por el Concesionario”.   Las compañías navieras propietarias u operadoras de los buques de tráfico internacional que transiten por el canal de acceso,  deberán pagar el correspondiente adicional a la tasa denominada “uso de facilidades de canal de acceso”, para llevar el dragado desde una profundidad de 9,60 metros en marea baja a 11 metros en marea baja y permitir que APG o el Concesionario recuperen los costos de la correspondiente inversión en dicho dragado.  La economía de escala, es decir la optimización del uso de los buques para efectos de carga, permitirá a los navieros asumir el valor del adicional a la tasa,  sin encarecer por ese motivo los fletes. 

La liquidez de Autoridad Portuaria de Guayaquil o del Concesionario para emprender esta obra no debe ser problema, pero si lo fuere, la empresa privada de Guayaquil, con la finalidad de que APG haga la obra, gestionará una sindicación bancaria, nacional o internacional, para concretar un préstamo suficiente,  que como queda indicado será pagado con el adicional a la tasa  de “uso de facilidades de canal de acceso”.

La referida obra (dragar a  una profundidad de 11 metros en marea baja) deberá iniciarse tan pronto se termine el dragado a 9,60 metros en marea baja, y será también recibida por APG con la adecuada auditoría técnica.

Queda pues, por  escrito, lo conversado en la reunión que mantuvimos respecto del dragado; asunto aceptado por el Sr. Presidente de la República.  Dada la indiscutible importancia de este tema espero, como lo esperan los habitantes de Guayaquil, que ustedes lo concreten con la misma seriedad y celeridad con que mi Administración lo ha hecho.

Por último,  reitero que lo propuesto no le cuesta un solo centavo de dólar al Estado Central, es decir al pueblo ecuatoriano.

Atentamente,

Jaime Nebot

ALCALDE DE GUAYAQUIL

c.c.: Ing. Henry Kronfle Kozhaya,  Presidente de Cámara de Industrias de Guayaquil

        Dr. Eduardo Peña Hurtado,  Presidente de Cámara de Comercio de Guayaquil

        Eco. Emilio Aguiar Verdesoto, Presidente de Cámara Marítima del Ecuador

Página  de