Alto a la detención de familias en PA

El Centro de detención del condado de Berks (BCDC), conocido oficialmente como el Centro residencial del condado de Berks, es una prisión para familias inmigrantes, en la cual niños a partir de dos semanas de edad, han sido encarcelados. El Departamento de servicios humanos de PA ("DHS") es responsable por erróneamente licenciar la operación del Centro de detención, a pesar de su misión de "proporcionar y promover la seguridad y permanencia para los niños y jóvenes a riesgo de abuso, abandono y delincuencia." Berks actualmente se encuentra en violación directa de la licencia y está operando de manera ilegal conforme a las disposiciones de Pennsylvania. El secretario de DHS Ted Dallas necesita liberar inmediatamente a las familias encarceladas, revocar la licencia y cerrar la prisión definitivamente.

El encarcelamiento de familias no sólo es inmoral, pero la Academia americana de pediatría ha declarado que la detención de niños en BCDC "los pone en mayor riesgo de problemas de salud física y mental e innecesariamente [los] expone a un trauma psicológico adicional." Además de la detención ilegal de niños, sólo en el último año de operación, Inmigración (ICE) y el personal de Berks negaron dar atención médica para un niño que vomitó sangre durante cuatro días. Además en el primer año BCDC rechazó casi todas las solicitudes de liberación de los detenidos que padecen de enfermedades mentales graves y que han estado vigilados por causarse daño a sí mismos, incluyendo a los niños. Personal de BCDC también falló a proporcionar el cuidado adecuado para varios niños que sufrían de un hongo que apareció en sus genitales tras ser detenidos e instruyó a las madres a tratar fiebres de menos de 100 grados de sus hijos con un vaso de agua.

La misión de DHS también establece que el Departamento va a "fortalecer y preservar las familias, mientras dándoles el poder de tomar decisiones que conduzcan a la seguridad, la estabilidad y el bienestar." Sin embargo, en los últimos años las familias han sido expuestas no sólo a la detención ilegal e innecesaria, pero al abuso personal. El verano pasado, una mujer de diecinueve años de edad fue víctima de violación sexual institucional por un consejero en BCDC. La violación se produjo en presencia de otras mujeres y niños encarcelados. Durante cuatro meses después de que ICE y los directores del centro aprendieron de la violación, la joven siguió encarcelada con su hijo de tres años de edad, y negada privilegios. La única respuesta de ICE a la violación, aparte de despedir al guardia, era ejecutar un código de vestimento estricto para las mujeres detenidas. Además de este incidente de violación, muchas familias han reportado abusos verbales por parte del personal y la negligencia en cuanto a su salud física y mental.

Las demandas por liberación de las familias fueron apoyadas por una orden de corte federal a fines de agosto. Ésta ordenó la liberación de todos lo niños y padres que estaban en detención, menos los que demostraron un riesgo de fuga o riesgo de seguridad basado en una asesoría individual. Sin embargo, la esperanza planteada por esta decisión fue de corta, ya que el gobierno ha dado a conocer planes para apelar la decisión del juez federal. De hecho, el gobierno federal planea duplicar la capacidad de Berks y ha aumentado las tasas de detención de familias que cruzan la frontera del sur. Las familias ahora enfrentan una facturación aún más rápida en sus aplicaciones de asilo, haciéndolo casi imposible que obtengan el papeleo necesario para recibir consejería. Además, se enfrentan a la injusticia de ser "atendidos" por su fiscal-una injusticia que fue reconocida y abordada cuando la custodia de los menores no acompañados se transfirió de las autoridades de aplicación de inmigración a la Oficina federal de reasentamiento de refugiados.

El gobierno federal ha escogido, como una cuestión de política y la presión política, a encarcelar a familias inmigrantes. La Ley federal de inmigración y nacionalidad no requiere que los inmigrantes que ingresan a Estados Unidos sean detenidos. Por otra parte, la gran mayoría de las familias tienen parientes que viven en los Estados Unidos con los que pueden residir. Para la minoría que vienen a este país sin lazos familiares, programas pilotos de los grupos de fe han proporcionado con éxito la vivienda y otro tipo de apoyo en cooperación con las autoridades federales.

La operación continua del Centro de Detención del Condado de Berks no sólo viola las regulaciones estatales, pero también opera en violación de la ley federal. En los últimos meses el Juez federal Gee resolvió que el encarcelamiento de las familias es una violación directa de la ley y ha ordenado la libertad inmediata de las familias actualmente encarceladas en instalaciones de ICE. A medida que la lucha continúa para cerrar todos los centros de detención de inmigrantes en todo el país, llamamos por el cierre inmediato del centro de detención del condado de Berks. Ted Dallas, Secretario del Departamento de Servicios Humanos de PA, tiene el poder de revocar la licencia y liberar a estas familias, lo cual debe hacer inmediatamente.

    Forma de apoyo de organización

    Yo apoyo que el Secretario del Departamento de Servicios Humanos de Pennsylvania, Ted Dallas, inmediatamente revoque la licencia del Centro Residencial del Condado de Berks, una prisión que encarcela las familias inmigrantes. La operación de este centro no sólo viola las regulaciones estatales, pero también opera en violación de las regulaciones federales. Ninguna familia debería ser encarcelada, es por esta razón que Ted Dallas debe revocar inmediatamente la licencia, liberar a los familias y permanentemente cerrar la prisión.
    This is a required question
    This is a required question
    This is a required question
    This is a required question
    This is a required question
    This is a required question
    This is a required question
    This is a required question

    ¡Cómo puede ayudar!

    This is a required question